Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Un hombre de Dios al servicio de los hombres

ROSARIO DE ADVIENTO


posted by Marcela T. Gonzalez Grupos on

No comments

Grupos de Oración de San Pio de Pietrelcina
Adheridos al Centro Internacional de san Giovanni Rotondo

Santo Rosario de Adviento

En comunión con toda la Iglesia celebraremos el tiempo litúrgico de Adviento. Nos prepararnos para celebrar la Navidad, como memoria  de la primera venida del Hijo de Dios entre los hombres y, a la vez, mediante esta celebración, nuestra fe se dirige a la segunda venida, ya gloriosa y definitiva al final de los tiempos, del Señor Jesús.
Es un tiempo mariano por excelencia ya que nuestra Madre aparece cooperando activamente en el misterio de la Reconciliación preparando el nacimiento del Mesías. Es por ello que, en su presencia y compañía, vivimos este tiempo de espera y de conversión.

+Señal de la cruz

Oración de inicio

María, Virgen del Adviento,
esperanza nuestra,
de Jesús la aurora,
del cielo la puerta.
Madre de los hombres,
de la mar estrella,
llévanos a Cristo,
danos sus promesas.
Eres, Virgen Madre,
la de gracia llena,
del Señor la esclava,
del mundo la reina.
Alza nuestros ojos
hacia tu belleza,
guía nuestros pasos
a la vida eterna.
Amén.

En el Primer misterio contemplamos


MEDITACION: TIEMPO DE ESPERA Y CONVERSION

El tiempo de Adviento es un tiempo de espera activa en búsqueda del encuentro definitivo con el Señor Jesús. Espera activa que implica tener deseos de cambiar, de prepararse; es por eso que en este tiempo estamos llamados a la exigencia radical, a la conversión, al cambio de vida, a volver nuestros pasos al camino de Dios; llamados a la conversión que debe abarcar todo nuestro ser y que debe llevarnos a cambiar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones; poniéndolas en concordancia con la manera de pensar, sentir y actuar de Jesús.

Decía el Padre Pío:

"Haz el bien siempre, doquier, para que todos puedan decir " Este es un hijo de Cristo".
Soporta las tribulaciones, enfermedades, dolores por amor a Dios, y por la conversión de los pobres pecadores. Defiende al débil, consuela al que llora. Hagamos el bien , mientras el tiempo esté a nuestra disposición, y daremos gloria a Nuestro Padre Celestial, nos santificaremos nosotros, y seremos de buen ejemplo para los demás"

Padrenuestro – 10 Avemarìa - Gloria

Ave Marìa Purìsima                                 Sin pecado concebida
San Pio de Pietrelcina                              Ruega por nosotros

 -En el Segundo Misterio  contemplamos

MEDITACION: LA ORACIÓN
El Adviento es tiempo de acercamiento sincero al Señor, quien está por venir y que a la vez ya está entre nosotros. Pero no podemos acercarnos a Él si no lo buscamos, si no estamos en constante tensión por ponernos en su presencia. La oración, personal y comunitaria, constituye un medio eficaz de búsqueda hacia un encuentro real con el Señor Jesús; mediante la escucha atenta, la meditación y la interiorización de su Palabra, lo que debe constituirse en una exigencia y necesidad en este tiempo de espera.

Nos decía el Padre Pío:

“La oración es el poder más grande sobre la Tierra porque mueve la mano del que todo lo puede”

Padrenuestro – 10 Avemarìa - Gloria

Ave Marìa Purìsima                                 Sin pecado concebida
San Pio de Pietrelcina                              Ruega por nosotros


En el Tercer Misterio contemplamos

MEDITACION: LA PENITENCIA
Dios nos envía un Salvador, su propio Hijo. ¿Pero estamos realmente preparados para acogerlo y recibirlo en toda su dimensión? Pongamos todo de nuestra parte, por asumir, sin contemplaciones, durante este tiempo de espera todos los sufrimientos, problemas y dolores que encontramos en nuestro camino de santidad buscando ponernos en forma concreta, en la Cruz del Señor, viviendo estas dificultades en sentido oblativo, de sacrificio y entrega; mediante la penitencia, medio necesario de preparación y espera hacia un encuentro definitivo con el Señor Jesús.

El Padre Pío nos recordaba:

“La corona de laureles se gana en el combate. Si pudiéramos ver que a cada victoria alcanzada le corresponde un grado de gloria eterna, ¿cómo podemos no alegrarnos, mi querida hija, cuando tenemos que enfrentarnos a tantas pruebas en nuestra vida? Espero que este pensamiento te consuele y el ejemplo de Jesús te dé ánimos, porque Él fue sometido a las mismas pruebas que nosotros, a excepción del pecado".


Padrenuestro – 10 Avemarìa - Gloria

Ave Marìa Purìsima                                 Sin pecado concebida
San Pio de Pietrelcina                              Ruega por nosotros


En el Cuarto Misterio  contemplamos

MEDITACION: LA CARIDAD
La caridad, se nos presenta como un excelente medio de espera y conversión en el tiempo de Adviento; ya que sólo a través de nuestra comunión de amor con el Señor, estaremos en condiciones de amar realmente a nuestros hermanos y de practicar la verdadera caridad con ellos. La caridad debe llevarnos durante este tiempo expresarla concretamente a través de la atención de los más pobres y necesitados, buscando su promoción integral y radicalizando nuestra obligación de ser “guardianes del hermano” preocupándonos de colaborar con él para aliviar sus necesidades y problemas.

Nos enseñaba el Padre Pío:

 "La caridad es la reina de las virtudes. Como el hilo entrelaza las perlas, así la caridad a las otras virtudes; cuando se rompe el hilo caen las perlas. Por eso cuando falta la caridad, las virtudes se pierden."

Padrenuestro – 10 Avemarìa - Gloria

Ave Marìa Purìsima                                 Sin pecado concebida
San Pio de Pietrelcina                              Ruega por nosotros


En el Quinto Misterio contemplamos


MEDITACION: MARÍA NOS EDUCA EN LA ESPERA
María, con su “Fiat”, acepta ser la Madre de Dios y al hacerlo dirige todo su esfuerzo por cumplir a cabalidad tal misión y espera ansiosa aquel momento de máxima felicidad, como es el nacimiento del Señor Jesús; pero esta espera de la Madre no es una espera pasiva, sino por el contrario es una espera activa, demostrada en las acciones de Santa María durante la visita a su prima Isabel.
Reflexionemos sobre nuestra actitud de espera de la llegada de Jesús y dejémonos educar por María en la espera paciente y activa.

El Padre Pío que amaba a María…nos indicaba:

“María adorna con flores y perfumes tu alma con virtudes siempre nuevas y ponga su materna mano sobre tu cabeza. Quédate siempre nido a la Madre celestial, porque Ella es el mar a través del cual se alcanzan las costas de los esplendores eternos en el reino de la aurora.”

Padrenuestro – 10 Avemarìa - Gloria

Ave Marìa Purìsima                                 Sin pecado concebida
San Pio de Pietrelcina                              Ruega por nosotros


Rezamos por la intención del Papa Francisco para este mes:

Por los ancianos, para que sostenidos por las familias y las comunidades cristianas, colaboren con su sabiduría y experiencia en la transmisión de la fe y la educación de las nuevas generaciones.

Salve… 3 Avemarìa y Gloria

Oración a san Miguel Arcángel pidiendo la protección de los Grupos de Oración del Padre Pio, y del Padre ... , asesor espiritual.

“San Miguel arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio Reprímale Dios pedimos suplicantes, y tú Príncipe de la Milicia celestial arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas, Amén.” 


*Animación en Argentina - santopadrepio23@gmail.com

Leave a Reply