Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Oración al Divino Niño que recitaba Padre Pio en Navidad


posted by Marcela T. Gonzalez Grupos on

No comments

¡Oh, Divinísimo Espíritu, mueve mi corazón para adorar y amar!

Ilumina mi intelecto para contemplar lo sublime de este gran Misterio de caridad, de un Dios que se hizo Niño.

Enciende mi voluntad para que pueda con ella dar calor al Dios que por mí tiembla sobre la paja.

Madre mía María, condúceme contigo a la gruta de Belén y haz que me sumerja en la contemplación

de todo lo grande y sublime que está por desarrollarse en el silencio de esta noche, la más bella y grande que el mundo haya visto jamás. Amén

Leave a Reply