Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Llegó la hora, Elías


posted by Néstor Wer

6 comments


Soneto cariñoso en homenaje al P. Elías Cabodevilla Garde,
que murió santamente el Miércoles de Ceniza de 2014,
hermano sabio y humilde,
de gratísimo recuerdo para todos.

Llegó la hora, Elías, buen cristiano;
serenidad…, ¡oh Dios y Padre mío!:
conmigo ven, te dice el Padre Pío,
toma mi tierno abrazo, dulce hermano.

Enhorabuena, siervo veterano,
de todos servidor, de ti vacío;
llegó, feliz, a puerto tu navío
en la ribera Cristo alza su mano.

Recibe tú, dichoso, su trofeo,
el infinito amor de su costado:
la paz de Dios ya colma tu deseo.

Y ruega por nosotros a su lado,
Elías, secretario y fiel correo,
que a tu cuidado queda este recado.

Guadalajara, Jalisco, Miércoles de Ceniza 2014

Hno. Rufino María Grández, capuchino.






6 comments

Leave a Reply