Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Diciembre: días 8 al 14.


posted by Elías Cabodevilla Garde on

No comments


8.  A Dios se le sirve únicamente cuando se le sirve como él quiere (CE, 19).

9.  En resumen, no filosoféis sobre vuestros defectos y tampoco repliquéis; continuad vuestro camino sin rodeos. No. Dios no puede abandonaros cuando vosotros, por no perderlo, permanecéis firmes en vuestras decisiones. Que el mundo se destruya, que todo esté en tinieblas, en humo, en confusión..., pero Dios está con nosotros. ¿De qué, pues, vamos a tener miedo? Si Dios habita en las tinieblas y sobre el monte Sinaí, entre relámpagos y truenos, ¿no debemos estar contentos sabiendo que estamos cerca de él? (Epist.III, p.580).

10.  Agradece y besa dulcemente la mano de Dios que te pega; es siempre la mano de un padre que te pega porque te quiere bien (CE, 25).

       11.  El miedo cerval es un mal peor que el mismo mal (CE, 33).

12.  El dudar es el mayor insulto a la divinidad (CE, 35).

13.  Por medio de las pruebas Dios une a sí a las almas que ama (ASN, 44).

14.  Quien se apega a la tierra queda apegado a ella. Es mejor despegarse poco a poco que hacerlo de golpe. Pensemos siempre en el cielo (CE, 64).

 (Tomado de BUONA GIORNATA de Padre Pio da Pietrelcina)
Traducción del italiano: Elías Cabodevilla Garde

Leave a Reply