Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Un hombre de Dios al servicio de los hombres

El Padre Pío sigue enseñando a orar.


posted by Elías Cabodevilla Garde on

No comments


El Padre Pío de Pietrelcina dijo que quería «ser solamente un pobre fraile que ora». Y de tal forma hizo realidad este deseo que Pablo VI pudo llamarle «hombre de oración». Fueron muchas las horas que dedicó a la oración; y su oración fue, sin duda, lo que expresó en estas palabras: «el desahogo de nuestro corazón en el de Dios».

Sabemos que el ser humano lo que vive con autenticidad y pasión lo transmite a otros. Y el Padre Pío, no sólo invitó a la oración insistente y fundó los Grupos de Oración que llevan su nombre, presentes hoy en todo el mundo, sino que, además, enseñó a orar, al igual que Jesús lo enseñó a sus discípulos (Lc 11, 1ss).

El librito “Buenos días (Un pensamiento para cada día del año)”, en el mes de febrero, recoge y propone algunas de las enseñanzas del Padre Pío sobre la oración. Cito aquí algunas: «Cuando nos ponemos a orar a Dios, busquemos desahogar todo nuestro espíritu. Nuestras súplicas le cautivan de tal modo que no puede menos de venir en nuestra ayuda»; «Ora y espera; no te inquietes. La inquietud no conduce a nada. Dios es misericordioso y escuchará tu oración»; «Si puedes hablar al Señor en la oración, háblale, ofrécele tu alabanza; si no puedes hablar por ser inculta, no te disgustes en los caminos del Señor; detente en la habitación como los servidores en la corte, y hazle reverencia. El te verá, le gustará tu presencia, favorecerá tu silencio y en otro momento encontrarás consuelo cuando él te tome de la mano»; «Todas las oraciones son buenas, siempre que vayan acompañadas por la recta intención y la buena voluntad»… 
*** * ***

La editorial LIBROSLIBRES acaba de publicar el libro “PADRE PÍO – ORAR”, fruto de un trabajo muy laborioso y muy bien hecho de José María Zavala. La Editorial ya nos había ofrecido, en octubre del 2010, el valioso libro de José María Zavala “Padre Pío. Los milagros desconocidos del santo de los estigmas”, que, en poco más de dos años, ha alcanzado la octava edición y ha sido traducido al italiano y al portugués.

En “PADRE PÍO – ORAR” es el mismo Padre Pío quien, a lo largo de 181 páginas, nos sigue enseñando a orar. Pues el trabajo de José María Zavala ha consistido, en un primer memento, en la selección de textos en los que el Padre Pío habla de la oración y ofrece óptimos alimentos para esa forma de orar que llamamos meditación. Además, nos ofrece esos textos agrupados en torno a los elementos más importantes de la vida cristiana. En el Índice del libro éstos son los títulos: PERLAS PARA EL ALMA. CONFIANZA EN DIOS. ORACIÓN. AMOR A DIOS. ESPÍRITU SANTO. TENTACIONES. CONFESIÓN. HUMILDAD. EUCARISTÍA. SUFRIMIENTO. CARIDAD. APOSTOLADO. MARÍA. ÁNGEL CUSTODIO. ALEGRÍA. DIRECCIÓN ESPIRITUAL. OTRAS PERLAS.

La conocida frase del Padre Pío: «Con el estudio de los libros se busca a Dios, con la meditación se le encuentra», permite establecer una complementariedad muy rica entre los dos libros de José María Zavala. El primero, al recoger las obras que el Señor realizó y sigue realizando por medio del Padre Pío, ha ayudado y está ayudando a muchos a buscar a Dios. Al segundo, que ofrece, con palabras textuales del Padre Pío, óptimos alimentos para la meditación, le deseo que ayude a muchos a encontrar a Dios.

Elías Cabodevilla Garde

Leave a Reply