Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Un hombre de Dios al servicio de los hombres

Sigue impulsando a la santidad, al apostolado...


posted by Elías Cabodevilla Garde on

No comments



El Padre Pío de Pietrelcina, al menos en los primeros años de su sacerdocio, unió, al acompañamiento espiritual personal, el apostolado en grupo, para, de este modo, promover la formación religiosa e impulsar a la vida cristiana, a la santidad, al apostolado… Lo hizo en los años que, por un designio misterioso del Señor, tuvo que pasar en Pietrelcina, fuera de un convento capuchino (1909 - 1916), aunque las posibilidades no fueron muchas. También en los pocos meses que residió en el convento capuchino de Santa Ana de Foggia (17 de febrero - 4 de septiembre de 1916), con las limitaciones de una salud endeble y de un calor sofocante en los meses del verano. Y principalmente en San Giovanni Rotondo, a donde llegó al abandonar Foggia, al menos hasta que, divulgada la noticia de los estigmas del Crucificado en su cuerpo, aumentó el número de los que acudían a él para participar en su Misa, pedir su consejo y sus oraciones y celebrar con él el sacramento de la confesión.
*** * ***
El Padre Pío sigue hoy promoviendo la formación religiosa e impulsando a la santidad, al apostolado... Lo hizo, por ejemplo, el pasado sábado, día 18 de mayo, en Madrid.
Promovido por los jóvenes que participan y se responsabilizan  del Grupo de Oración del Padre Pío que se reúne, dos veces al mes, en la parroquia de Nuestra Señora de Caná de Pozuelo de Alarcón (Madrid), se celebró un día de retiro espiritual en el convento de Capuchinos de Jesús de Medinaceli, que, además de la hermosa estatua en bronce de San Pío del escultor italiano Arrighini, tiene, en un relicario sencillo pero muy digno, un jersey usado por el Santo de Pietrelcina, con el correspondiente documento de autenticidad.
Un grupo de 20 devotos del Padre Pío, desde las 10:30 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde, en un clima fraterno de oración y de estudio, reflexionaron, en dos momentos del retiro, en los objetivos que propuso el papa Benedicto XVI para el Año de la Fe y en la acción iluminadora y santificadora del Espíritu Santo, pues era la víspera de Pentecostés. Siempre, a la luz de los ejemplos y de las enseñanzas del Santo capuchino.
Como el objetivo principal del día era avanzar en el conocimiento de la espiritualidad del Padre Pío, para vivirla y promoverla, el Grupo dedicó la mayor parte del día a este objetivo y se sirvió para ello de los DVD: “El Padre Pío un hombres que ora” y “Benedicto XVI peregrino”. El primero presenta con acierto la vida, el apostolado y los rasgos más llamativos de la espiritualidad del Santo capuchino. Y el segundo recoge el viaje pastoral que Benedicto XVI realizó a San Giovanni Rotondo el 21de junio del 2009, y ofrece lo más importante de los mensajes que fue dejando en sus cuatro intervenciones habladas: la homilía de la Eucaristía, las palabras antes del rezo del Ángelus, el discurso ante el hospital “Casa Alivio del Sufrimiento” para el personal sanitario que lo atiende y para los enfermos, y el discurso en la monumental iglesia de San Pío para los sacerdotes y religiosos y para los jóvenes.
El retiro terminó con la celebración de la Eucaristía, en la capilla, recogida y silenciosa, en la que los religiosos capuchinos de Jesús de Medinaceli tienen sus encuentros diarios de oración, que, como se ve en la fotografía, está presidida por un hermoso cuadro de la Inmaculada.
Al final del día, el deseo de todos los participantes era claro: que este retiro espiritual sea el primero de otros, en los que el Padre Pío siga impulsando a muchos a la santidad, al apostolado…
Elías Cabodevilla Garde

Leave a Reply